Trayectoria

UN POCO DE HISTORIA

Asamblea de Cooperación por la Paz se fundó el 12 de diciembre de 1990, al hilo de las manifestaciones contra la Primera Guerra del Golfo. Sin embargo, nuestra organización recoge el espíritu y la experiencia de iniciativas anteriores que llevó a cabo el colectivo del que surgimos, como la Asamblea Pacifista de Madrid, la cual realizó diversas actividades en apoyo de la Revolución Sandinista, siendo una de las que con más cariño recordamos el “Barco por la Paz a Nicaragua”.

Gracias a un amplio apoyo de destacadas personalidades del arte y de la cultura de nuestro país se lograron poner en marcha varias intervenciones en el marco de una aún incipiente cooperación española, comenzando desde muy pronto nuestro compromiso con causas como la lucha del pueblo palestino o el apoyo al proceso de paz en Colombia.

Asamblea de Cooperación por la Paz siempre ha sido, y es, una obra colectiva, coral y en constante evolución. Pero también en lo que es nuestra organización podemos reconocer la influencia decisiva de dos figuras determinantes en lo colectivo de lo que hacemos, y en lo individual de las personas que la conformamos.

La primera de esas figuras es la de Miguel Ángel Blanco, impulsor y Coordinador General de ACPP desde nuestra fundación. Luchador de la izquierda antifranquista, tras una intensa actividad en la política de nuestro país centró sus esfuerzos en dar forma a lo que acabaría siendo Asamblea de Cooperación por la Paz, en la que se ve claramente su impronta.

Hasta su muerte en el año 2015, Miguel Ángel fue guía, amigo y maestro de muchos de nosotros y nosotras, y de gran cantidad de jóvenes para los que ACPP fue su primera inmersión en el mundo de lo social, de lo asociativo, de lo político, que son testigos de la generosidad con la que compartió su experiencia.

El 14 de Abril de 2015, aniversario de una revolución para él muy querida, le rendimos homenaje en el Ateneo de Madrid. Puedes ver el acto (aquí) y descargar la publicación que editamos para la ocasión (aquí).

La otra de las figuras esencias y especiales en nuestra trayectoria es Pamela O’Malley. Esta maestra irlandesa enamorada de España, militante histórica del PCE, que cofundó Comisiones Obreras de la enseñanza y enseñaba a leer a las mujeres con las que varias veces compartió celda por luchar contra la dictadura franquista, llegó a Asamblea de Cooperación por la Paz en 1993, y en buena medida gracias a ella comenzó nuestro trabajo en materia de Educación para el Desarrollo, una de las principales señas de identidad de nuestra organización desde entonces.

Pamela, querida compañera y amiga, fue presidenta de ACPP hasta su muerte en 2006. Puedes ver el homenaje que le tributamos conjuntamente con Comisiones Obreras (aquí) o descargarte también la publicación que realizamos con motivo de su fallecimiento (aquí).

Otro hito importante para nuestra organización fue la obtención del reconocimiento como ONG Declarada de Utilidad Pública en virtud de Orden de 12 de abril de 2004, por parte del Ministerio del Interior.

En los últimos años Asamblea de Cooperación por la Paz ha experimentado una cada vez mayor implantación territorial, fruto de nuestra convicción de la necesidad de acercar la organización a nuestra base social y a la ciudadanía, llegando a tener delegaciones en todas las comunidades autónomas y en buena parte de las provincias del Estado español.

Desde el primer momento hemos participado también en todas las movilizaciones e iniciativas de las organizaciones y de la ciudadanía de nuestro país en defensa de los derechos de los trabajadores/as, del estado del bienestar y de unos principios de solidaridad, de justicia social y de lucha contra unas políticas que quieren robarnos nuestro futuro como sociedad. Eso, desde nuestros inicios, está en el ADN de nuestra organización.

 

FUNDADORES Y FUNDADORAS

Los socios/as fundadores de ACPP fueron un grupo de activistas, intelectuales y militantes de organizaciones de la izquierda española, miembros de la lucha antifranquista, que constituyeron nuestra organización para seguir trabajando y apoyando los principios de la libertad democrática y el desarrollo justo y equitativo de todos los pueblos del mundo. Eran:

María Ignacia Magariños
Óscar Carrilero
Felicia Martín-Ondarza
Carlos Carnero
María Soledad Fernández
Román Bautista
Mercedes de Castro
Pablo Mínguez
Matilde Marín
Consuelo Ibáñez
Carmela Acenjo
Guzmán Alonso
Ana López
Pedro Díez
Carmen Amela
Miguel Ángel Blanco
Eduardo Angulo
María Jesús Barrado
Aurelio Ladrón de Guevara
Manolo de Diego
Carmen de Miguel
Luis Enrique Otero