ONU Mujeres de Níger con ACPP en Pamplona

ONU Mujeres de Níger con ACPP en Pamplona

Béatrice Eyong, coordinadora en Níger de ONU Mujeres, la organización de las Naciones Unidas dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, nos visitó en Pamplona en el mes de octubre, lo que constituyó una oportunidad para dar a conocer el trabajo conjunto con ACPP/BLB en Níger, además de visibilizar las distintas realidades de las mujeres nigerinas, algunas de ellas muy complicadas debido a las crisis humanitarias que asolan el país.

Nuestra relación con ONU Mujeres comenzó en 2015 con el desarrollo de una estrategia basada en seguridad alimentaria y género en Níger, apoyada por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona, instituciones que con las reuniones que mantuvimos, pudieron conocer en primera persona el trabajo que realizamos con nuestro socio local DIKO y ONU Mujeres, siendo esta visita una puerta abierta a próximos retos y desafíos. Asimismo, estuvimos en el Parlamento de Navarra, reuniéndonos con la Comisión de Convivencia y Solidaridad Internacional.

En este espacio, como en otros, nos hemos referido a la “feminización de la pobreza”, causada por el limitado acceso de la mujer a recursos técnicos, financieros y oportunidades y cómo las mujeres constituyen  la fuerza motriz contra el hambre, la desnutrición y la pobreza. Además denunciamos la violencia contra las mujeres y las niñas en todos sus ámbitos, compartimos experiencias sobre implementación de planes y políticas de igualdad, y expusimos la situación de las mujeres desplazadas y refugiadas en la grave emergencia a la que se enfrenta el país en la región de Diffa, debido a la amenaza del grupo terrorista Boko Haram. Ante ello, todos los grupos parlamentarios expresaron su apoyo ante la violencia contra las mujeres y la necesidad de integrar el género en las leyes y políticas de los países. Sin embargo, si bien todos los países miembro de Naciones Unidas, incluido Níger, han ratificado las convenciones internacionales relativas a los derechos de las mujeres como la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (Nueva York ,1979, la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, (Beijing, 1995) o el Protocolo de Maputo, (protocolo adicional a la Carta Africana de Derechos Humanos, que garantiza a las mujeres los derechos relativos a tomar parte en el proceso político, al control de la salud sexual y reproductiva así como poner fin la mutilación genital femenina), en la mayoría de los casos, dichas convenciones no se cumplen y todos los días se vulneran de forma grave los derechos de las mujeres de Níger. Es por ello que ONU Mujeres, además de incidir para el cumplimiento de estas convenciones, trabaja para sensibilizar al Parlamento de Níger en materia de género y fomentar la participación de las mujeres en los espacios de decisión, ya sin ellas, no existirá la igualdad.

Una de las preguntas formuladas con mayor frecuencia, como ocurrió en el seminario impartido en la Universidad Pública de Navarra, fue la relativa a la participación de los hombres, cuya implicación, según Béatrice, es absolutamente necesaria y ante la cual aprovechó para lanzar una perspectiva optimista afirmando que se avanza gradualmente, venciendo las limitaciones derivadas de las tradiciones, la religión y ciertas costumbres que chocan con la igualdad de género. Por último, mantuvimos un encuentro abierto al público con la Asociación de Mujeres Africanas “Flor de África” con quienes intercambiamos experiencias sobre empoderamiento y el derecho a decidir, realizando propuestas para situar a las mujeres como agentes de cambio y desarrollo global.

Béatrice Eyong transmitió el mensaje de Naciones Unidas que dice “No dejar a nadie atrás” “(Leaving No One Behind”), fundamental para alcanzar las metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 5 referido a la igualdad de género,  objetivo imprescindible para lograr el cumplimiento  del resto de ODS establecidos en la Agenda 2030 de Naciones Unidas, algo en lo que ACPP trabajamos conjuntamente con nuestros socios locales. ·