20 AÑOS EN SENEGAL

20 AÑOS EN SENEGAL

El Hôpital Silence de Ziguinchor

El trabajo de ACPP en Senegal se inició en Oussouye y, desde entonces, la Baja Casamance ha sido la zona principal de nuestro trabajo, donde hemos concentrado la mayor parte de nuestras intervenciones.

En una región con tantas dificultades, distante del resto del país y siempre en tensión, inmersa en un conflicto que no parece tener fin, apoyar los servicios públicos fue una apuesta de ACPP y así, con el objetivo de contribuir al acceso de la población a los servicios de salud básicos, hasta 2010 trabajamos en la construcción y rehabilitación de la red de centros de salud de la región de Ziguinchor, unos centros que en la actualidad se mantienen en funcionamiento y en los que se hizo especial hincapié en la salud materno infantil y prenatal.

De todos ellos, el proyecto más significativo por su volumen y cobertura ha sido la rehabilitación del Hôpital Silence. Un viejo cartel le dio su nombre, que lo hace parecer humilde, pero se trata de un importante centro de salud ubicado en la capital de la región que se encontraba en un estado de deterioro e insalubridad notable debido a la humedad y antigüedad de los equipos y a la falta de recursos económicos para renovar las instalaciones. El centro ofrecía unos servicios sanitarios muy reducidos para un alto número de habitantes, y pocas especialidades estaban cubiertas.

La rehabilitación del centro se inició en 2008 y conoció diferentes fases, para las que recibimos el apoyo de varias instituciones financiadoras: la Agencia Catalana de Cooperació, el Gobierno de Canarias, la Diputación Foral de Bizkaia, los ayuntamientos de Casares y Barcelona, la Junta de Castilla y León y La Caixa y Caja Granada.  Con estos apoyos, y en coordinación con el distrito sanitario de Ziguinchor, se dotó al centro de un módulo de radiología inexistente hasta entonces, y se rehabilitaron y acondicionaron todos los pabellones de los que consta (maternidad, odontología, laboratorio, atención ambulatoria y hospitalización, la cocina, pabellón de enfermería y pabellón administrativo). El programa, además, incluyó la mejora del sistema de gestión de residuos sanitarios y el reciclaje profesional de todo el personal sanitario.

Con el Hôpital Silence, en Ziguinchor se han recuperado servicios de salud básicos en un centro que, desde su finalización en 2013, continúa prestando el servicio de calidad que se perseguía y se ha convertido en una referencia en la región.