Carlos Páez, defensor de los Derechos Humanos en Colombia

Carlos Páez, defensor de los Derechos Humanos en Colombia

Mi nombre es Carlos Yamil Páez Díaz. Vengo de Colombia, región de Urabá.

Soy reclamante de tierra, ya restituido y fundador de la organización colombiana Tierra y Paz.

Estoy en España (en Madrid) desde principios de septiembre y me voy a quedar tres meses (hasta finales de noviembre), pues vengo a través de ACPP a participar en un programa de Defensores de Derechos Humanos financiado por el Ayuntamiento de Madrid, gestionado por Mundubat.  Este programa trata de darnos protección durante este periodo, un respiro, pero también contribuye a que podamos seguir visibilizando la lucha que tenemos en las regiones de allá.

Los campesinos en Urabá llevamos 18 años de lucha reclamando nuestras tierras, 10 años duramos con la Ley de Justicia y Paz-9/75 del 2005 y no se pudo lograr el objetivo de que los campesinos volvieran de manera legal a sus tierras restituidas por el gobierno, y 8 años hace de la Ley 14/48 y solo se ha avanzado como un 2,5% en restitución material. Creemos que el mismo gobierno, a través de su política pública dilata la implementación de la ley y hace inasequible los procesos a los campesinos reclamantes de tierra. Por otro lado, nos gustaría que los países cooperantes fuesen conscientes de esta situación, pues hay construcciones en Colombia como Puerto Antioquia, Puerto del Sol o la autopista de la Montaña o el canal que une Colombia con Panamá, en las que se ve perjudicada la población rural desplazada a través de la violencia. Sabemos que estos países cooperantes que apoyan al gobierno colombiano se contradicen en sus acciones pues por un lado invierten en estas construcciones y por el otro apoyan al gobierno en tema de restitución, aun sabiendo que el gobierno colombiano no ejerce un apoyo real a los reclamantes de tierras.

Como fundador de Tierra y Paz, reclamante de tierras y defensor de nuestros derechos, estoy amenazado y a través del programa de Defensores de DDHH estoy pudiendo descansar.

También hasta ahorita, a través del programa y mi estancia acá, he salido a conocer algunos sitios emblemáticos de la ciudad de Madrid, he estado capacitándome a través de algunos cursos como los de protección y autoprotección, relaciones políticas y manejo de redes sociales y también otros que están pendientes como manejo de ofimática. También estaremos en reuniones con algunos ayuntamientos, organizaciones sociales, universidades, etc., tanto en España como en el ámbito europeo.

Mis expectativas sobre el programa y mi estancia acá es descansar, aprender mucho para fortalecer a las comunidades y organizaciones de allá, poder tener capacidad de gestión tanto a nivel personal como profesional, seguir con la lucha, visibilizar y socializar en España y Europa nuestra situación, para que nos conozcan y sepan la problemática que hay acerca de la restitución de tierras. También, nos gustaría conseguir respaldo político y económico, pues somos organizaciones que no tenemos este respaldo ni político ni económico del gobierno colombiano. Y nos parece importante sacar un comunicado a través del Parlamento Europeo sobre el conflicto de tierras y lo que ocurre con las personas reclamantes de estas.

Termino con una frase que digo muy a menudo que es Sí a la paz y no a la guerra. Porque los buenos somos más y los que quieren la guerra son menos.