Conversamos con dos activistas feministas salvadoreñas

Conversamos con dos activistas feministas salvadoreñas

Conversamos con dos activistas feministas salvadoreñas

Ivonne Polanco y Mariana Moisa, activistas de la Colectiva Feminista de El Salvador y defensoras de Derechos Humanos han estado haciendo una gira con ACPP por diferentes localidades del territorio español para denunciar la criminalización de las mujeres en El Salvador y buscar apoyos para un cambio legislativo en aquel país que permita a las mujeres ser dueñas de sus cuerpos y sus vidas. Conversamos con ellas sobre sus actividades y la situación en su país.

¿Cuál es la situación de las mujeres en El Salvador para acceder al derecho de la interrupción voluntaria del embarazo?

IP: A partir de 1997 se hizo una modificación en el marco jurídico para impedir a las mujeres la interrupción del embarazo bajo ningún tipo de circunstancia. Actualmente, el movimiento feminista está luchando por cambiar esa realidad, aunque solo sea por las causales de salud y vida de las mujeres.

¿Quiere decir que hay mujeres encarceladas en El Salvador por interrumpir un embarazo?

IP: A raíz de la penalización absoluta, hubo y sigue existiendo una criminalización hacia las mujeres. Actualmente hay 23 mujeres encarceladas injustamente y 25 liberadas gracias a la lucha constante y el apoyo de las organizaciones feministas.

Ahora que mencionas las organizaciones, ¿qué está haciendo la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto en El Salvador para cambiar esta situación y paliar las consecuencias de esa penalización?

MM: En este momento, como Agrupación, tratamos de incidir en varios niveles para conseguir un cambio en el marco legal pero también en el imaginario popular. Así nuestras acciones incluyen el trabajo con legisladores, periodistas y generadores de opinión, y también involucramos a la academia.

¿Tienen algún apoyo internacional en esta causa?

MM: Contamos con el apoyo internacional tanto en el aspecto jurídico, para el acompañamiento de casos en instancias de Derechos Humanos nacionales e internacionales -como es el caso de la Corte Interamericana de Derechos Humanos- como en el aspecto solidario, con otras instancias como ACPP, que nos apoyan económica y políticamente, que nos acercan a otras activistas y espacios para que podamos tener más respaldo a nivel político, un respaldo que se traduce en un impacto mediático necesario.

¿Creen que va a cambiar la situación en El Salvador? ¿Ha cambiado algo desde que se inició la lucha por esta causa?

IP: Desde el 2009 que se conformó la Agrupación Ciudadana, se han venido realizando varias acciones con las que hemos logrado que se hable de este tema en la sociedad, se hagan debates públicos y hemos logrado, junto al movimiento feminista, sensibilizar a la población desde la causa en salud y vida.

Enlazando antes con el apoyo internacional y abriendo un poco el panorama a Nicaragua, un país centroamericano donde se encuentra totalmente penalizada la interrupción voluntaria del embarazo. ¿Qué está ocurriendo ahora en Nicaragua? ¿Cómo está afectando la situación al movimiento feminista y a las mujeres defensoras de Derechos Humanos?

MM: Lo que ocurre en Nicaragua sobre la persecución contra defensores y defensoras de DDHH no es nuevo. Desde el año 2009 ha habido una persecución más clara hacia ciertas organizaciones feministas nicaragüenses que en su momento denunciaron la violencia sexual ejercida por Daniel Ortega contra su hijastra. Ahora que la lucha del pueblo nicaragüense es más fuerte, las feministas también se han sumado a la denuncia y también están sufriendo represión y encarcelamiento de manera sistemática.

Desde El Salvador, el movimiento feminista se ha erigido como una de las partes más solidarias con la situación en Nicaragua.

MM: Sí, somos solidarias con el movimiento social que está demandando y está visibilizando los abusos que está enfrentando la población. En varias ocasiones, como Red Salvadoreña de Defensoras de DDHH,  la Agrupación y otras hemos hecho acciones de protesta frente a la Embajada de Nicaragua. La última actividad que realizamos en El Salvador fue la entrega de una carta a Cancillería, al Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y a la Embajada de Nicaragua.

Por parte del Gobierno de El Salvador ¿han realizado algún tipo de pronunciamiento?

MM: No, bueno, como Gobierno salvadoreño no lo han hecho, pero como partido político, el FMLN se ha pronunciado a favor de Ortega y han extendido su apoyo. Nosotras hemos enviado carta en dos ocasiones a la Cancillería para exigir al presidente Sánchez Cerén, que se pronuncie a favor de la población, que está enfrentando la represión, pero hasta la fecha no ha habido ningún tipo de pronunciamiento oficial de Gobierno. ●