La izquierda colombiana a un paso de llegar al gobierno

La izquierda colombiana a un paso de llegar al gobierno

Los resultados electorales de este 27 de mayo en Colombia demuestran el cansancio de los ciudadanos por la clase política tradicional y las maquinarias que han gobernado históricamente el país. La izquierda avanzó significativamente en cabeza de su candidato Gustavo Petro, que logró el 25% del total de los votos y, de otra parte, Sergio Fajardo que representa una política de centro, alcanzó un 24% del total de la votación, lo que sumado son casi 9 millones de votos.

De otro parte, el candidato Iván Duque, de la mano del expresidente Álvaro Uribe, del partido Centro Democrático, y del Partido Conservador,  lograron un 39% de la votación.

Los resultados llevan a los sectores progresistas del país a buscar un acuerdo programático que, en primer lugar, cumpla con los Acuerdos de Paz celebrados con la guerrilla de las FARC en 2016, los cuales han sido obstaculizados en la implementación de la Reforma Rural Integral en cuanto a la redistribución de la tierra, restitución a las víctimas y brindar oportunidades a la población campesina. También es necesario que se cumpla con la expedición de reformas judiciales que den vida a la Jurisdicción Especial para la Paz, a la cual deben someterse quienes participaron en el conflicto armado (guerrilla, agentes del estado y civiles que financiaron la guerra).

Debe destacarse que las pasadas elecciones fueron las más pacíficas en los últimos 30 años, lo que demuestra que el  proceso de paz con la FARC sí ha tenido efectos positivos, ya que en elecciones anteriores siempre se presentaron ataques y actos violentos en municipios donde se suspendían los comicios. Además, el 53,36 % de los votantes habilitados asistieron a las urnas, teniendo en cuenta que el promedio de participación electoral en el país no superaba el 45%.

Ante este panorama, es evidente que Colombia vive una transición y la izquierda tiene la oportunidad de demostrar que se puede vencer el temor que produce Gustavo Petro, el mismo que ha logrado movilizar a un público joven, sin presupuesto, sin maquinarias, volviendo a la plaza pública sin acompañamiento de las figuras públicas que sí respaldan al candidato de la derecha bajo la sombra de quien ha intentado reformar la justicia a su conveniencia y perpetuarse en el poder.

Ninguno de los candidatos presidenciales obtuvo el 50% de la votación (mayoría absoluta), por lo que debe celebrarse una segunda votación, que tendrá lugar el próximo 17 de junio entre los dos candidatos que obtuvieron mayor cantidad de votos, en este orden Iván Duque y Gustavo Petro. A tres semanas de realizarse la segunda vuelta electoral, el candidato del Partido Liberal y del Partido Verde han anunciado su voto en blanco, dando libertad a sus militantes para que decidan individualmente.

Desde la Fundación Forjando Futuros acompañamos desde su inicio la candidatura de Gustavo Petro porque tenemos la certeza de que sus propuestas de gobierno, que pasan por establecer la educación pública y gratuita en todos los niveles, la salud vista como un derecho y no como un negocio, la reforma rural, el desarrollo paulatino de energías limpias, entre otras, significan dejar atrás la guerra y construir una nueva era de paz para la población colombiana. ●

 

Redacción: Gerardo Vega // Director de la Fundación Forjando Futuros