Las ONG piden a Israel que detenga el uso excesivo de la fuerza y ponga fin al bloqueo de la Franja de Gaza

Las ONG piden a Israel que detenga el uso excesivo de la fuerza y ponga fin al bloqueo de la Franja de Gaza

El 30 de marzo de 2019 marcará un año desde que se iniciaron las manifestaciones de la Gran Marcha del Retorno (GMR) en la Franja de Gaza. En su informe al Consejo de Derechos Humanos, publicado el 18 de marzo de 2019, la Comisión internacional de investigación sobre las protestas en el Territorio Palestino Ocupado (informe CoI) de las Naciones Unidas, encontró motivos razonables para concluir que las fuerzas israelíes, en violación de las normas internacionales de derechos humanos y el derecho internacional humanitario, mataron e hirieron gravemente a manifestantes civiles que no participaban directamente en las hostilidades, ni suponían una amenaza inminente para la vida. Según cifras de la ONU, desde el inicio de las manifestaciones en Gaza del 30 de marzo de 2018, han sido asesinadas 266 personas palestinas, entre ellas 47 niños y tres trabajadores de la salud, con más de 29.000 personas heridas 1 . La afluencia masiva de víctimas ha desbordado a un sistema de atención médica ya sobrecargado en la Franja de Gaza y ha aumentado exponencialmente las necesidades de asistencia médica.

AIDA, una red formada por más de 80 ONG internacionales que operan en el Territorio Palestino Ocupado, exige a todos los Estados parte de los Convenios de Ginebra que tomen medidas urgentes para detener el asesinato y la mutilación de manifestantes en la Franja de Gaza de inmediato y para prevenir cualquier acción de este tipo dirigida a los y las manifestantes en la Franja de Gaza. Independientemente de la presunta o real afiliación política de los y las manifestantes, el derecho internacional prohíbe el uso de la fuerza letal contra manifestantes civiles, a menos que participen directamente en actos hostiles que representan una amenaza inminente para la vida.

Puedes leer el resto del comunicado aquí