Más de 70 ONG internacionales condenan los asesinatos ilegítimos de civiles por parte de Israel en Gaza

Más de 70 ONG internacionales condenan los asesinatos ilegítimos de civiles por parte de Israel en Gaza

Jerusalén, 7 de abril de 2018

AIDA, una red integrada por más de 70 ONG internacionales que operan en los Territorios Palestinos Ocupados (TPO), condena la matanza ilegal de civiles en Gaza llevada a cabo el 6 de abril de 2018, durante unas manifestaciones dentro del territorio de Gazatí cerca de la valla fronteriza israelí. Según cifras preliminares del Ministerio de Salud Palestino, 10 personas fueron asesinadas- incluido un periodista- y más de 1.300 heridos.

Estos hechos se suman a la muerte sin precedentes de 16 palestinos y a las lesiones causadas sobre otros 1.400 en el “Día de la Tierra”; el 30 de marzo de 2018. Todas las muertes fueron resultado del uso de munición real. Según la OMS, 758 de las lesiones provocadas fueron también resultado de la utilización del mismo tipo de munición. De entre estos heridos, más de 150 son niños, existiendo por tanto una clara contravención de las obligaciones de Israel en relación con el Derecho Internacional. Además, presuntamente a los médicos palestinos se les impidió en algunos casos atender a los heridos y un agricultor fue asesinado mientras cultivaba sus tierras.

Atacar a manifestantes pacíficos es una violación del derecho a la vida, la salud y la libertad de reunión de los palestinos, así como la violación de una de las obligaciones de la potencia ocupante, que es garantizar el bienestar de la población residente en territorio ocupado. AIDA insta a Israel a cumplir con sus responsabilidades en virtud del Derecho Internacional Humanitario y Derechos Humanos, así como a abstenerse del uso desproporcionado de la fuerza y ​​a moderar su respuesta hacia los manifestantes palestinos.

A pesar de su obligación de garantizar el bienestar de los palestinos que viven bajo su control, la potencia ocupante de israelí sigue imponiendo desde hace ya diez años un bloqueo ilegal por tierra, mar y aire sobre dos millones de hombres, mujeres, niños y niñas palestinos en Gaza, impidiendo el desarrollo y fomentando la pobreza y la desesperación.

Con un 44%, Gaza presenta una de las tasas de desempleo más altas del mundo. Su economía sobrevive casi exclusivamente gracias a la asistencia internacional y los sectores productivos se han erosionado de forma dramática a los largo de los últimos 20 años. Según un informe del Banco Mundial, el Producto Interior Bruto ha pasado 27% en 1994 al 14% en 2018. A este hecho se ve agravado además por la drástica reducción que se aplicó este año a los fondos previstos para la ayuda a los refugiados palestinos.

La prestación de servicios básicos se está viendo también gravemente comprometida, especialmente el sector de la salud, que sufre déficits crónicos de suministro de energía, medicamentos y equipos médicos adecuados, lo que limita aún más la capacidad de los hospitales para responder a los numerosos heridos. Alrededor del 42% de los medicamentos esenciales están completamente agotados.

Haciéndose eco de las palabras del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, AIDA exige una investigación independiente y transparente sobre los asesinatos y lesiones causadas sobre civiles, en el contexto de unas manifestaciones pacíficas con el objetivo de que los responsables rindan cuentas. Además, AIDA insta a los terceros estados a tomar medidas de presión sobre Israel para que levante todas las medidas de castigo colectivo ejercidas sobre Gaza -incluyendo el bloqueo- y ponga fin a la larga ocupación de 50 años de los Territorios Palestinos.

Para más información: info@aidajerusalem.org

Puedes descargar el original en pdf aquí