Seguimos promoviendo la soberanía alimentaria y la organización de las juventudes en El Salvador con el Ayuntamiento de Burgos

Seguimos promoviendo la soberanía alimentaria y la organización de las juventudes en El Salvador con el Ayuntamiento de Burgos

ACPP, con nuestra socia local REDES, trabajamos desde 2004 en alianza en generar un cambio de modelo productivo basado en los fundamentos de la soberanía alimentaria y la economía social y solidaria. Este año hemos llevado a cabo el proyecto: «Mujeres y juventudes fortalecen sus capacidades para mejorar sus medios de vida y la organización socioeconómica en el municipio de Berlín, El Salvador”. El Ayuntamiento de Burgos ha financiado esta intervención, demostrando el fuerte compromiso del municipio con la continuidad de la estrategia que realizamos en este país en la Promoción del Derecho Humano a la Alimentación. 

La insuficiencia de medios productivos para una vida digna en las comunidades Talpetates, Talpetatera y San Felipe Pahuilar, en condición de pobreza extrema, es el punto de partida de este proceso. Sin duda, el cambio climático afecta crónicamente a estas zonas del corredor seco centroamericano. Las permanentes sequías debilitan los procesos productivos de las familias, que tradicionalmente han desarrollado una agricultura de subsistencia. La escasez de agua reduce, a su vez, la disponibilidad de alimentos y, en consecuencia, impacta negativamente en la salud, la economía y la seguridad alimentaria de sus habitantes. Para generar un cambio en esta situación, hemos acompañado a familias y juventudes para fortalecer sus emprendimientos incipientes en los ámbitos de la agroecología y la cultura de paz.

En primer lugar, se organizó un proceso de intercambio de conocimientos entre los tres cantones que ha servido para que 27 familias hayan aplicado prácticas productivas sostenibles en sus comunidades mediante el cultivo de sus propios huertos caseros y granjas de aves de doble propósito. Con esto, han conseguido una cosecha más de la esperada. Asimismo, gracias a los talleres y el equipamiento asignado, 18 mujeres procesan y manufacturan alimentos, diversificando así su economía. Por otro lado, la cadena de valor de sus alimentos ha mejorado en el lado de la comercialización porque mensualmente se organizan mercaditos de venta. Además de dinamizar la economía social, los mercados han posibilitado más acceso a la población de la zona a mayor diversidad de alimentos de mejor calidad.

El segundo eje de trabajo tiene como protagonistas al Colectivo Raíz Azul. Esta agrupación juvenil se ha formado en prevención de violencia y de embarazos, masculinidades y planes de vida, y replican sus aprendizajes con las infancias. Raíz Azul ha definido sus estatutos, un plan de acción a medio plazo y se ha constituido legalmente, lo que mejorará su capacidad para generar ingresos gracias al fortalecimiento de su estructura. 

Sin embargo, el actual contexto de aumento de los precios de la canasta básica en los dos últimos años, que agrava la crisis alimentaria del país, y la limitación de los derechos de la juventud por la deriva autoritaria del gobierno de El Salvador, nos interpela a ACPP, a REDES, al Ayuntamiento de Burgos, y a todas, a continuar promoviendo la soberanía alimentaria y la cultura de paz para mejorar los medios de vida de la población salvadoreña. 

Imagen: Mujeres de Talpetates, Talpetatera y San Felipe Pahuilar reciben el equipamiento y la formación para manufacturar alimentos procesados con los que mejorar su economía familia



Traducir »