Teatro Fórum frente a prejuicios y discriminaciones

Teatro Fórum

Teatro Fórum frente a prejuicios y discriminaciones

En el teatro fórum el espectador que entra en escena sustituye al protagonista, se convierte en protagonista, muestra su acción, su alternativa, y al mismo tiempo observa los efectos y consecuencias de ésta. Juzga, reflexiona y piensa en tácticas y estrategias nuevas.

Augusto Boal

Una de las herramientas más utilizadas dentro del proyecto Villaverde Activa es el Teatro Fórum. Se trata de una adaptación del teatro del oprimido de Augusto Boal realizada por Asamblea de Cooperación por la Paz para su implantación como herramienta pedagógica en su trabajo en centros educativos del Estado español.

El Teatro Fórum permite combatir prejuicios y discriminaciones a través de la toma de conciencia de uno mismo y sus actitudes. Su objetivo principal es detectar problemas latentes por parte del alumnado y hacerles entender que en su mano puede estar la clave para la resolución de problemas en los que, aparentemente, no pueden hacer nada. En concreto, permite:

  • Analizar situaciones de discriminación e injusticia social a través de técnicas teatrales.
  • Potenciar la imaginación, sensibilidad y creatividad personal y grupal.
  • Construir un espacio de expresión y diversión a través del juego simbólico.
  • Practicar la búsqueda colectiva de soluciones a problemas sociales.
  • Fomentar el respeto hacia las diferentes posturas en la resolución de un conflicto.

La dinámica del Teatro Fórum es muy sencilla. Consiste en la organización de juegos teatrales en los que el alumnado -los actores y actrices- representan una escena cotidiana con trasfondo social (discriminación, violencia, injusticia,…) en la que se plantea la necesidad de encontrar una solución. Al finalizar la escena el público propone soluciones para cambiarlo, trata de dar respuestas a esta problemática a través de diversas alternativas, siempre encauzadas a una resolución pacífica y democrática. A partir de ese momento, un alumno/a o varios/as sustituyen a los actores y actrices e intentan solucionar la situación representando esas propuestas lanzadas desde el público. Esta dinámica permite trabajar sobre una idea fundamental: ninguna respuesta es errónea, si bien hay propuestas que contribuyen a la resolución de la problemática, otras que la acrecientan o que la dejan como estaba.

Como decíamos, esta dinámica permite realizar un análisis de comportamientos, relaciones de poder, motivaciones y otros factores que explican determinadas situaciones y muestra al alumnado que sus propuestas e ideas para la resolución del conflicto tienen un efecto concreto sobre los personajes. El intercambio de propuestas entre actores y actrices y el público permite profundizar en las causas de los problemas y demuestra que el cambio de una realidad negativa es posible a través del trabajo conjunto. De esta manera, todos y todas las participantes se convierten en protagonistas y adquieren al mismo tiempo su parte de responsabilidad en la resolución del problema.

Mientras tienen lugar estas dinámicas, se plantea al alumnado que piense en sus realidades y entornos más cercanos con el objetivo de generar empatía hacia problemáticas de su día a día y contribuir a que puedan plantear respuestas a dichos conflictos más certeras. Es decir, se trabaja con el alumnado para que tenga la capacidad de sacar a la luz conflictos que pueden existir en su centro o entorno extraescolar, hablar de ellos y experimentar diferentes vías para solucionarlos.