ACPP pone en marcha en Oriente Medio el Grupo de Acción para la Respuesta Local Organizada

ACPP pone en marcha en Oriente Medio el Grupo de Acción para la Respuesta Local Organizada

ACPP pone en marcha en Oriente Medio el Grupo de Acción para la Respuesta Local Organizada

Entre el 12 y el 16 de septiembre, el equipo de ACPP en Oriente Medio, con el apoyo de los equipos de Andalucía, Castilla y León, Euskadi, Extremadura, Cataluña y Valencia, reunió en Sevilla a representantes de seis contrapartes palestinas e israelíes para trabajar en el desarrollo de la estrategia humanitaria compartida, que incorpora diferentes y significativos aspectos novedosos. Pudo hacerlo con la inestimable ayuda de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo, que nos prestó su extraordinario entorno, el que fuera Pabellón de Marruecos durante la Exposición Universal de 1992, desde el que impulsan su misión de promover el diálogo, la paz y la tolerancia entre pueblos y culturas del Mediterráneo.
La estrategia se basa en la protección de las personas, el aseguramiento de la dignidad humana, el fomento de la resiliencia y la construcción de la paz. Para ello, estamos redoblando nuestra apuesta por el trabajo en asociación con socios locales palestinos e israelíes, no sólo en una lógica humanitaria, sino en el sentido de contribuir a generar organización comunitaria y tejido social, como mejor respuesta a los desafíos humanitarios, pero también como posibilidad de generar contrapesos políticos que provengan de la ciudadanía organizada cuando los derechos humanos están siendo pisoteados, tanto en Palestina como en Israel.
Con esta estrategia queremos también incidir activamente sobre el debate emergente de la necesidad de reformar el sistema humanitario internacional: el papel de los actores locales y nacionales en actuaciones humanitarias es una de las áreas clave abordadas en la Agenda para la Humanidad (medidas que Naciones Unidas lanzó en 2016 para cubrir las necesidades humanitarias en el mundo), haciendo hincapié en la necesidad urgente de reforzar – no reemplazar – a los actores locales en respuestas a emergencias.
En el marco del encuentro, las organizaciones decidieron constituirse en lo que hemos denominado “Grupo de Acción para la Respuesta Local Organizada”. Esta denominación refleja los valores que el grupo aúna: la respuesta humanitaria debe ser liderada por los actores locales, la toma de decisiones en su seno debe ser democrática, el reparto de los recursos, equitativo, y el trabajo y el conocimiento deben ser gestionados dentro del grupo con el objetivo de incrementar el impacto humanitario del trabajo, proteger de manera más efectiva a las personas y tener una mayor capacidad de incidencia en las sociedades israelí, palestina y europea, al tiempo que un mayor alcance en la labor de lobby sobre sus respectivas instituciones.
Como contraposición a la tendencia dominante, en la que las grandes entidades internacionales están copando la acción en terreno desplazando a las organizaciones locales, la creación del Grupo Local de Acción en Palestina supone la puesta en marcha de una estrategia conjunta con organizaciones nacionales socias, poniendo en valor la experiencia, el arraigo y la especialización de cada una de éstas en los lugares de intervención, en una clara apuesta por la localización en la respuesta humanitaria.
El grupo deliberó por espacio de 4 días, poniendo especial énfasis en el aprendizaje colectivo, el diseño participativo de las herramientas que nos permitirán impulsar la nueva estrategia, desde una revisión crítica del trabajo realizado hasta la fecha.
También sentó las bases para una nueva estrategia colectiva que diese respuesta a los desafíos específicos de la respuesta humanitaria dentro de la ciudad de Jerusalén, en la que la población palestina convive con falta de medios de vida y oportunidades laborales, demoliciones de viviendas, discriminación radical en inversiones públicas en materia de servicios, bloqueo del desarrollo urbanístico, escasez de aulas que dificulta el acceso a la educación pública, etc.
Por encima de todo, el encuentro, que reunió a 20 personas entre palestinas, israelíes y españolas de diversos territorios, sirvió para alinear puntos de vista y reconocer las interconexiones de la ocupación actual de los territorios palestinos, las crecientes disparidades sociales y económicas dentro de la sociedad israelí y palestina, así como la deriva autoritaria y los ataques de los gobiernos israelí y palestino contra las libertades democráticas y contra su propia ciudadanía.
El recordatorio mutuo de que estamos todos y todas en el mismo barco, en el marco de una realidad global dominada por las mismas tendencias autoritarias y ultranacionalistas, en las que los principios democráticos que regían nuestras sociedades son un sobrante para un sistema económico que no tiene reparos en arrasar con todo, y de que no podemos resolver uno de estos problemas sin resolver el otro, es quizá la mejor contribución del encuentro a nuestro trabajo presente y futuro. ●

ACPP Oriente Medio